Tasa de mortalidad de los alevines

Tasa de mortalidad de los alevines

Como en todas las especies, lo invertebrados tiene una tasa de mortalidad en lo alevines, que suele ir a la par con su genética, considerad que casi todas las gambas disponibles a día de hoy son criadas en acuarios y la genética esta muy pero que muy rizada, padres, hijos, nietos y biznietos y generaciones posteriores a la enésima potencia, durante años de selección para conseguir fijar características y colores concretos, reencastes etc…

Todo este proceso mina la genética de las gambas y con ellas sus resultados reproductivos, sobre todo en casos especiales y nuevos en el mercado, que no han sido totalmente fijados, en las que nos ocupa la selección es bastante básica y hablamos de una gamba que dentro de las disponibles en nuestro hobby es bastante prolífera, y la tasa de supervivencia tanto de recién eclosionados como de alevines camino a la edad adulta es muy alta, comparada con las especies de caridinas cantonensis por ejemplo.

No esperéis primero que todos los huevos de los pleopodos estén fecundados, muchos irán siendo descartados por la madre durante el mes de protección, abandonándolos sin más para asegurar la supervivencia de los que si lo están, también es posible que los abandone por un ataque de un depredador, por estrés o por incomodidad en el agua, problemas de parámetros, falta de alimentación o muchos otros casos.

Volverá a ovarse, no desesperéis llegado el caso, tendréis muchas oportunidades con cada hembra, pensad que una vez preovada en cualquier momento puede pasar a ovada de nuevo, incluso si la última puesta la desechó días atrás, se ven muchas hembras en ambos estados simultáneamente.

De los que se encargue durante ese mes, entre 10 y 50 huevos, eclosionarán prácticamente todos, aparecerán los juveniles que son micro gambitas como sus padres pero trasparentes, para ayudarles en la mimética de conseguir refugio y buscarán refugio y alimento de manera individual, sobrevivirán las más rápidas en encontrarlo, y las que mejor se adapten al medio, en esa etapa de su vida dependerán de ellos mismo, sacarlos a una paridera y ofrecerles alimento no es algo necesario, deben salir adelante por su propio pie.

De la etapa de juvenil a la de mini gamba hay un parpadeo, de repente verás pastar junto a las adultas, copias exactas en miniatura de ellas, ya han decidido mostrarse y explorar el mundo y han visto que no hay depredadores que puedan molestarles, saltarán, nadarán e imitarán a sus congéneres en sus movimientos y costumbres.

De esta etapa es posible que también se pierdan ejemplares, es normal, en la neocaridina no es muy probable pero esta dentro de la normalidad, a veces no consiguen salir adelante y la explicación más lógica es precisamente la genética que comentábamos al principio del post.

Con el tiempo crecerán y madurarán sexualmente y vuelta a empezar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s